La aparición del acero inoxidable no sólo beneficio a los sectores alimentarios por su higiene, sino que el sector de la salud se vio altamente beneficiado de este nuevo material. Sin duda, los hospitales son los lugares donde más cuidan la higiene, cualquier vulnerabilidad podría ocasionar la muerte de un paciente.

¿Dónde está el acero inoxidable en los hospitales? En materiales como:

  • Los lavabos, cubetas, tazones y todo tipo de material de operaciones (bisturí, pinzas, etc.)
  • Depósitos sanitarios de residuos
  • Camillas
  • Jeringas
  • Válvulas del corazón
  • Prótesis

¿Por qué es tan importante el acero inoxidable en los hospitales? 

El acero inoxidable tiene una superficie no porosa, bacterias, virus e incluso manchas no pueden afectarle. Una limpieza sencilla de la superficie con un limpiador antibacterial es lo único que se requiere. Incluso si se utilizan productos químicos agresivos, la superficie no se afecta. Además, es resistente a la corrosión por lo que aporta una vida útil durante muchos años.

El acero inoxidable 304

Es el acero inoxidable más común en material médico. Precisamente es su alta resistencia a la corrosión y un bajo contenido de carbono lo que le convierte en el material perfecto para las aplicaciones médicas sobre otros grados de acero. Algunas de sus cualidades son:

  • Puede ser usado para todos los tipos de aplicaciones médicas, reduciendo costos de material-
  • A prueba de óxido – reduce el riesgo de infección por óxido y otras imperfecciones en la superficie causadas por la oxidación.
  • Alta resistencia a la corrosión.
  • Reciclable
  • Propiedades antibacteriales
  • No se mancha – puede ser limpiado y reutilizado muchas veces en el campo médico.
  • No magnético – perfecto para operar implantes en el cuerpo.
  • Alta resistencia al calor

Información vía: http://www.jnaceros.com.